https://unaisordo.com/wp-content/uploads/2020/03/logotyfa-960x314_c.png

Reconstruir un contrato social en el Siglo XXI


Artículo publicado en Le Monde Diplomatique en Español.

El primer gobierno de coalición en España desde la segunda república tiene numerosos retos en materia social y laboral, derivados de una doble dinámica. La primera la arrastrada por los efectos de las políticas de austeridad aplicadas en nuestro país en la última década, con particular intensidad en el lustro que va desde el año 2010 al 2015.

https://unaisordo.com/wp-content/uploads/2019/07/futuro-sin-960x1505_c.jpg

El grillete y el tiempo de trabajo (Distopía… o no?)


TENNESSE 2024

Douglas volvió a maldecir su trabajo. Se había sentado en la taza del wáter apenas unos segundos y su pulsera empezó a emitir ese puñetero bip-bip que llevaba un año taladrándole el cerebro. Llevaba apenas dos minutos encerrado en el baño del enorme almacén de distribución donde trabajaba. Estaba agotado, no podía más.

https://unaisordo.com/wp-content/uploads/2019/01/ref.laboral-960x553_c.jpg

Informe FMI: La reforma laboral no ha creado más empleo sino que lo ha precarizado


Es probable que en las próximas semanas proliferen referencias a estudios que aseguren la evidente causa-efecto entre la reforma laboral y la creación de empleo. 

Recomiendo que, por precaución, se lean con detenimiento y no se queden en los titulares. Aventuro que la mayoría sostendrán silogismos de este tipo: “entre el año 2012 -el de la reforma laboral- y el año 2019, el Real Madrid ganó cuatro Champions League. En ese periodo el paro en España pasó del 25% al 14%. La conclusión, evidente, es que las Champions que gana el Real Madrid reducen drásticamente la tasa de desempleo en España.” 

https://unaisordo.com/wp-content/uploads/2016/04/image-38-960x1481_c.jpeg

¿De verdad son las empresas las que crean empleo?


Milton Friedman dijo que la función social de las empresas era ganar dinero. Negaba cualquier responsabilidad social de las corporaciones y las reducía a la propia voluntariedad de los empresarios, dueños o ejecutivas corporativas, en función de sus sentimientos y preferencias personales. 

Hoy -11 de febrero- vuelvo de Tarragona donde una explosión en una empresa petroquímica provocó la muerte de dos trabajadores. Un objeto de una tonelada de peso salió despedido alcanzando -me decían ayer- una altura de un kilómetro e impactando en un bloque de viviendas situado a tres kilómetros -¡¡¡a tres!!!- de donde se produjo la explosión. Un vecino murió por el impacto. 

https://unaisordo.com/wp-content/uploads/2020/01/SMI-960x704_c.jpg

SMI: Un buen comienzo


Artículo publicado en Infolibre el 24 de enero de 2019

El acuerdo para subir el Salario Mínimo a 950 euros en el año 2020, es una buena noticia. Lo es en primer lugar para las personas con rentas salariales más bajas que ven mejorada su retribución en un 5,5%. Son dos millones de personas que responden a la siguiente caracterización: mayoritariamente mujeres, de edad entre 16 y 34 años, del sector servicios y que trabajan en Extremadura, Andalucía, Canarias y Murcia. Una buena noticia que debe ser matizada. Es necesario que el SMI cada vez afecte a menos personas, porque sus salarios se rijan por convenios colectivos en mejores condiciones. 

https://unaisordo.com/wp-content/uploads/2020/01/CES-960x520_c.png

Recuperación de derechos y modernización económica


Clausura de la jornada «Hacia un nuevo modelo de negociación colectiva más democrático y el papel de los organismos autónomos de solución de conflictos”, organizada por CCOO junto con la Fundación SIMA, el 7 de noviembre de 2019

Regularmente aparecen datos sobre los efectos que las políticas de devaluación han causado a una buena parte de la población española. La desigualdad y la polarización de rentas afectan por ejemplo, de una manera rotunda a la juventud. Las rentas de las familias más jóvenes cayeron un 18% entre 2010 y 2016. 

La mejora macroeconómica que certifican las estadísticas oficiales, y que situaron en el primer trimestre del año 2017 la recuperación del nivel de producción de bienes y servicios previos a la crisis, no pueden ocultar el deterioro vital de amplías capas de la ciudadanía, y particularmente de los segmentos de la clase trabajadora más vulnerables a los problemas habituales en nuestro “mercado” de trabajo.

Secciones