http://unaisordo.com/wp-content/uploads/2019/04/acto-madrid-960x540_c.jpg

Las razones que nos dieron para votar el 28 de abril


El Consejo Confederal de CCOO acordó impulsar una serie de actos para concienciar de la importancia del voto en las próximas Elecciones Generales y la necesidad de fortalecer políticas progresistas desde la izquierda. Lo hemos hecho porque pensamos que no estamos ante unas elecciones más. Las tres opciones en competencia de la derecha han entrado abiertamente en una propuesta política de desmontaje del sistema de lealtades sociales y territoriales propios de un estado social y de derecho como el que prescribe la Constitución. Ahora mismo, apostar por la convivencia, la cohesión, la igualdad, la demochicascracia frente a “eso” que dicen que van a hacer, pasa por una mayoría progresista. No valen excusas. Hay que votar.

Madrid, Sevilla y Córdoba contaron con amigos y compañeras del mundo de la literatura, el teatro, la poesía, la música o el periodismo. En Córdoba nos hemos preguntado: “¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?”. Y nos han obsequiado con esta preciosidad.

“A favor de la vida que sin libertad no es vida y sin fraternidad tampoco. Contra el cuchillo del dogma y los caballos de troya. 

A favor de los brazos abiertos, iguales y diversos.

Contra los pájaros de mal agüero pero decididamente a favor de las aves de paso. 

Gritamos salud para entrar en los hospitales como en las azucenas. Y evitar la sangre de las damas.  

Educación, decimos. Y hay todavía música de lluvia en los cristales.

Derecho a ser y a morir incluso, exigimos. Un techo donde urdir los días presentes y el amor venidero. 

Dignidad y trabajo, la frente alta. Pero también el derecho y el deber a ser personas. Y a exigir rosas, no sólo el pan nuestro.

Que la policía no entre en los dormitorios. Que la justicia y la belleza acuñen su moneda.

Mujeres sin bozal, niños con cometas, ancianos sin nostalgia y que todos sean felices porque también tengan permiso.

Que cesen el olvido histórico y los suburbios del bienestar.

Calles mestizas sin naufragios de besos y trenes que vuelven. Para gritar a las urnas cada vez que llamen a las armas. Por eso votaremos el 28 de abril. Para que la cultura sea una costumbre y la palabra siempre sea de honor.”

 

andalucia

http://unaisordo.com/wp-content/uploads/2016/04/image-88-960x960_c.jpeg

Precariedad, incertidumbre… ¿ultraderecha?


El pasado jueves 21 de marzo celebramos una jornada que pretendía poner el foco en el avance de las opciones de extrema derecha en Europa. Quizás las palabras más repetidas para explicar el contexto en el que se da este fenómeno político fueran “miedo”, “inseguridad”, “incertidumbres”, “pérdida de expectativas”…

Sin duda, el surgimiento y cierto refuerzo de  las nuevas expresiones reaccionarias no se pueden explicar desde análisis simples ni obedecen a una sola causa. Pero el “lugar común” sobre la pérdida de certidumbres, percepciones de vulnerabilidad y amenazas, para explicar el por qué la búsqueda de respuestas y cobijos simples, colectivos a los que imputar “culpas”, o la “opción nostálgica” en palabras de Habermas, nos debe ocupar y preocupar.

http://unaisordo.com/wp-content/uploads/2019/02/8f-960x720_c.jpg

No. En siete meses no se hace más que en siete años


Se ha acuñado la frase de que el Gobierno de Pedro Sánchez ha hecho en “7 meses más que el Gobierno Rajoy en 7 años”. Si, ya sé que es una cuña publicitaria de tipo preelectoral a las que suelen recurrir todos los partidos en esta política gestual tan en boga en estos tiempos.

Pero me parece una cuña inconveniente. Pedagógicamente inconveniente si viene desde la izquierda. Porque cuestiona algo que es obvio. El Partido Popular en los años de Gobierno ha aplicado reformas estructurales y con efectos materiales que modifican correlaciones de fuerzas y distribución de recursos en España. Coherentes con políticas de austeridad aplicadas en otros países de Europa, y que suponen un ejercic8f2io de política real. Muy real.

http://unaisordo.com/wp-content/uploads/2019/01/ref.laboral-960x553_c.jpg

¿Pero, ha creado empleo la reforma laboral?


 

Entre los defensores de la reforma laboral el argumento más recurrente es darle la virtud de haber contribuido a la “creación” de empleo de una manera decisiva. Incluso entre una parte de quienes defienden la necesidad de retocar o corregir la reforma, se suele reconocer esa contribución, aunque consideran que “se ha pasado de frenada” en cuanto a provocar la caída de los salarios, y que por eso hay que modificarla.

Pero ¿de verdad la reforma laboral de 2012 tiene una responsabilidad relevante en la creación de empleo en España? ¿Aclaran algo los datos al respecto?

La pugna narrativa: necesitamos una agenda social


No hace demasiados meses, eran frecuentes los debates sobre la paradoja de que España creciera económicamente pero los salarios permanecieran estancados. Un acuerdo entre el PP y el PNV revalorizaba las pensiones un 1,6% enmendando (de forma temporal, eso sí) la propia reforma de pensiones que el PP consideraba intocable. El Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva que suscribíamos CCOO, UGT, CEOE y CEPYME (subidas salariales en torno al 3% y 14 mil euros de Salario Mínimo de Convenio) tenía una buena acogida y se generalizaba la idea de que hacía falta una subida salarial en España. El debate socioeconómico se abría, mal que bien, paso en una realidad política monopolizada en los últimos años por la “cuestión catalana”.

Secciones