http://unaisordo.com/wp-content/uploads/2020/04/AUTE-CCOO-960x540_c.jpg

Gracias Aute


¿Se puede sentir como propia la pérdida de alguien a quien no conoces personalmente? Si. Sí se puede. Se ha ido Aute, Luis Eduardo Aute. Un cantautor, se podría decir. Pero se va uno de esos artistas capaz de crear un mundo propio, un lenguaje, una simbología, una cierta ética del compromiso escéptico. Una prueba de que se puede ser generoso y lúcido a la vez.

Se va un creador que nos ha hecho mejores. Seguir las canciones de Aute no era lo más popular para una persona que como yo, arrancaba los años 90 con 18 años. Sí, sonaban como parte de un baúl “demodé” los viejos himnos que escuchaban mis primos: “Al Alba”, “Las cuatro y diez”… Pero para quienes teníamos la vena de la canción de autor (para mucha de nuestra generación eso ya en sí era una “venada”) “molaba” más un autor canalla, aún de difusión no-masiva como Sabina, o la militancia evidente de Silvio o Pablo.

Llegó Slowly en aquel 92 olímpico de aquel país que se reinventaba y empezaba a consumir modas al ritmo de temporadas primavera-verano. Llegó aquel hombre que componía versos en francés en L´moir avec toi, o decía barbaridades para homenajear a Jaques Brel, o desertaba de la exuberancia del acontecimiento, huyendo de la huida soñando “para estar despiertos, entre tantos muertos dispuestos a la acción”. Aute vino para quedarse para siempre en mi memoria sentimental. 

Recuerdo como un día de esos, para la biografía de uno mismo, el concierto en Las Ventas con Silvio, en la gira posterior al mítico “Mano a mano”. Pero sobre todo, Aute es ese espacio de intimidad, de calma, que nos daba escucharle en casa, en un teatro, en cualquier sitio.

Se nos va Aute en un momento en el que la muerte nos martillea por cientos a diario, como una estadística adyacente a la curva de contagios, de hospitalizados, de ingresados en UCIs…

Él, que tanto renegó de la numerología “cuando la mirada es solo un catalejo, para viajar por laberintos donde el dato es religión, aun creo en la pregunta que hay tras el espejo, en donde se produce la osadía de la reflexión”, se nos va como un último acto de militancia intimista, contra-estadística, al recordarnos que cada muerto es irrepetible, una historia de vida.

Tal vez estés volando entre las nubes; junto a ti, aux marquises.

Gracias por lo que me has hecho disfrutar, pensar y ser mejor. Gracias. Gracias por todo.

Carta abierta a la afiliación de CC.OO.


Estimada compañera, estimado compañero:

En primer lugar deseo que tanto tú como tus personas allegadas os encontréis bien de salud. España está atravesando una emergencia sanitaria sin precedentes, cientos de miles de trabajadores/as en situación de desempleo o afectados por expedientes de regulación. Nunca nos habíamos visto en una así; y nos tenemos que unir para superar cuanto antes esta situación, respetando estrictamente las normas que nos trasladen las autoridades sanitarias.

En estos momentos es cuando se demuestra la solidez de las sociedades, los países, las personas y también las organizaciones. CCOO es consciente de la necesidad que millones de trabajadoras y trabajadores tienen en este momento de nuestro sindicato. Empezando por su afiliación, que es la verdadera sangre del nuestras Comisiones Obreras.

Estamos en una situación en la que es imposible la atención sindical ordinaria: restricciones a la movilidad, empresas cerradas… Pero CCOO está ahí y va a estar ahí. En cualquier circunstancia. 

Llevamos varios días preparando un importante dispositivo para la continuidad de la actividad sindical. Son cientos de compañeros y compañeras los que van a estar detrás de un teléfono, de una cuenta de correo electrónico o de un sistema de mensajería para asesorar en las miles de consultas que están llegando desde que comenzó esta crisis.

Estamos en centenares de secciones sindicales, respondiendo a las necesidades de la clase trabajadora. Ya hoy son incontables los compañeros y compañeras que están dando lo mejor de sí en negociaciones de ERTEs, asesoramiento ante despidos, comprobación en los centros de trabajo de las medidas de salud laboral e higiene que marcan las leyes y las autoridades sanitarias, o solicitando la presencia de la autoridad laboral e incluso la policía para interrumpir la actividad donde no se den condiciones de seguridad.

El sindicato sigue firme en su acción reivindicativa. En estos momentos la prioridad de nuestro país solo puede ser contener la epidemia del COVID19. Salvar vidas y evitar el colapso de nuestro sistema de sanidad.Pero a continuación, la prioridad debe ser un plan de emergencia socialfrente a la crisis económica y social consecuencia de las medidas -necesarias- para contener la pandemia del coronavirus.

Hay que salvar el empleo. Esta puede ser una crisis muy profunda pero corta en el tiempo si se hacen las cosas bien. Y es necesario evitar despidos. Hemos conseguido un paquete de medidas puesto en marcha por el Gobierno para facilitar que las empresas no despidan y opten por suspensiones de jornada mientras dure la crisis. En ese paquete se logra que tengan garantizado el acceso a la prestación de desempleo también las personas trabajadoras más vulnerables y que no tenían los periodos de cotización suficientes, así como los fijos discontinuos. Y que cuando concluya la crisis y los ERTE, se os reconozcan de nuevo los derechos de prestación de desempleo, como si no se hubieran consumido. En esta situación estarán en las próximas semanas, esperemos que como mucho en los próximos dos o tres meses, centenares de miles de personas en nuestro país.

Pero ese plan de emergencia social tiene que tener mucho más recorrido. Hay que tomar medidas de exoneración o aplazamiento en el pago de alquileres e hipotecas de quienes se vean afectados gravemente por esta crisis, así como sobre consumos básicos de las personas sin recursos. Hay que garantizar el acceso a rentas a personas que, pese a todo, hayan sido despedidos como está ocurriendo ya. Hay que tratar de que las empresas complementen las prestaciones ya que muchas de ellas pueden hacerlo y, además, parte de lo que no están vendiendo ahora lo podrán vender después. El Gobierno y el Estado van a tener que hacer un gran esfuerzo, pero las empresas y las entidades financieras también deben contribuir.

Es momento de corresponsabilidad -como hemos demostrado pactando algunas de esas medidas con las organizaciones empresariales- y tenemos que conseguir que los efectos de esta crisis no recaigan como siempre en la gente trabajadora y más vulnerable. Toca remar en la misma dirección. 

Quiero terminar haciendo un reconocimiento a las trabajadoras y trabajadores que sostienen España. Empezando por los profesionales sanitarios. Con una mención especial a nuestra sanidad pública. Pero también a tantas personas anónimas que trabajan en el sector agroalimentario para que no tengamos ningún problema de abastecimiento; a las mujeres de la atención a domicilio sin las que muchas personas dependientes hoy no tendrían ninguna atención; a las personas que están en las cajas de los supermercados o reponiendo sus estanterías. Algunas de estas personas me contaban estos días a través de la redes sociales su dedicación laboral y sindical. En las circunstancias más difíciles casi hacían dobles jornadas para atender a sus compañeras y compañeros. Os aseguro que nuestra gente llega a emocionar de lo honesta que es.

Pongo estos colectivos como ejemplo, pero me refiero a todas y a todos. Como dejó escrito Antonio Machado: “En España lo mejor es el pueblo. Siempre ha sido lo mismo” Y en efecto es en estos trances duros cuando el pueblo, su clase trabajadora, sus sindicatos y sus instituciones vamos a que sacar el país adelante. Un abrazo fraternal.

http://unaisordo.com/wp-content/uploads/2020/03/ces-960x406_c.jpg

Presupuestos de la UE: El éxito de los miopes.


Artículo publicado en Infolibre junto a Javier Doz

Finalmente se ha confirmado: la cumbre del Consejo Europeo ha sido incapaz de llegar aun acuerdo en torno al Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027, es decir los presupuestos de la Unión Europea para los próximos seis años. 

Una vez dejada de lado la Propuesta de la Comisión Europea, al menos en lo que se refiere al techo de gasto, sobre la mesa estaba la propuesta que el presidente del Consejo, Charles Michel, había formulado para intentar llegar a un acuerdo en la cumbre del 20 de febrero.

La propuesta de la Comisión, formulada cuando la presidía Jean-Claude Juncker en 2018, suponía ya una disminución respecto a los presupuestos actuales (2014-2020), medida en términos de su peso respecto de la Renta Nacional Bruta (RNB) de la UE27. 

http://unaisordo.com/wp-content/uploads/2020/03/logotyfa-960x314_c.png

Reconstruir un contrato social en el Siglo XXI


Artículo publicado en Le Monde Diplomatique en Español.

El primer gobierno de coalición en España desde la segunda república tiene numerosos retos en materia social y laboral, derivados de una doble dinámica. La primera la arrastrada por los efectos de las políticas de austeridad aplicadas en nuestro país en la última década, con particular intensidad en el lustro que va desde el año 2010 al 2015.

La segunda por la necesidad de emprender una profunda agenda reformista ligada a las importantes mutaciones que afectan a España, como son las relacionadas con el reto demográfico y envejecimiento poblacional, el proceso de digitalización que de una manera u otra afecta a una buena parte de los procesos productivos, o las consecuencias de la transición a una economía baja en emisiones. 

http://unaisordo.com/wp-content/uploads/2019/07/futuro-sin-960x1505_c.jpg

El grillete y el tiempo de trabajo (Distopía… o no?)


TENNESSE 2024

Douglas volvió a maldecir su trabajo. Se había sentado en la taza del wáter apenas unos segundos y su pulsera empezó a emitir ese puñetero bip-bip que llevaba un año taladrándole el cerebro. Llevaba apenas dos minutos encerrado en el baño del enorme almacén de distribución donde trabajaba. Estaba agotado, no podía más.

http://unaisordo.com/wp-content/uploads/2019/01/ref.laboral-960x553_c.jpg

Informe FMI: La reforma laboral no ha creado más empleo sino que lo ha precarizado


Es probable que en las próximas semanas proliferen referencias a estudios que aseguren la evidente causa-efecto entre la reforma laboral y la creación de empleo. 

Recomiendo que, por precaución, se lean con detenimiento y no se queden en los titulares. Aventuro que la mayoría sostendrán silogismos de este tipo: “entre el año 2012 -el de la reforma laboral- y el año 2019, el Real Madrid ganó cuatro Champions League. En ese periodo el paro en España pasó del 25% al 14%. La conclusión, evidente, es que las Champions que gana el Real Madrid reducen drásticamente la tasa de desempleo en España.” 

Permítase la caricatura y la hipérbole para llamar al análisis detallado. Aquí una valoración de urgencia de nuestro gabinete para contrarrestar algunas valoraciones del FMI, me temo que poco inocentes, y aireadas en un contexto muy determinado, en plena negociación para la corrección de los aspectos centrales de tal reforma laboral. Quede claro que el cuestionamiento es del informe y no de su conversión en noticia, pues los medios de comunicación se hacen eco de algo que, objetivamente, es relevante en este momento. 

El informe del FMI es un ejercicio falto de seriedad metodológica. No es riguroso comparar la evolución del empleo en España, con un índice sintético de países tan heterogéneos con la economía española y entre sí (como Australia, Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Islandia, Irlanda, Italia, Japón, Letonia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Portugal Eslovaquia, Eslovenia, Suecia, Suiza y Reino Unido), y deducir de ahí cuáles han sido los efectos de la reforma laboral de 2012.

Secciones