https://unaisordo.com/wp-content/uploads/2016/04/image-38-960x600_c.jpeg

¿De verdad son las empresas las que crean empleo?


Milton Friedman dijo que la función social de las empresas era ganar dinero. Negaba cualquier responsabilidad social de las corporaciones y las reducía a la propia voluntariedad de los empresarios, dueños o ejecutivas corporativas, en función de sus sentimientos y preferencias personales. 

Hoy -11 de febrero- vuelvo de Tarragona donde una explosión en una empresa petroquímica provocó la muerte de dos trabajadores. Un objeto de una tonelada de peso salió despedido alcanzando -me decían ayer- una altura de un kilómetro e impactando en un bloque de viviendas situado a tres kilómetros -¡¡¡a tres!!!- de donde se produjo la explosión. Un vecino murió por el impacto. 

Oscar, Oscar y Julián, no volverán a leer que el único fin social de una empresa es ganar dinero, maximizar beneficios, retribuir al accionista. Murieron por la explosión y serán recordados el día 19 de febrero en una huelga general en el territorio que demandará seguridad, transparencia y coordinación entre las empresas y su entorno. 

“El empleo lo crean las empresas” es uno de esos axiomas del neoliberalismo tan efectivos porque han hecho pasar por “sentido común” lo que esconde una profunda carga ideológica.

Todavía los rescoldos de las ideas de Milton Friedman suenan cuando escuchamos eso de que “el empleo lo crean las empresas” para justificar que las políticas públicas favorezcan esa visión estrecha de la empresa, en sus políticas fiscales, laborales, medioambientales o regulatorias. 

“El empleo lo crean las empresas” es uno de esos axiomas del neoliberalismo tan efectivos porque han hecho pasar por “sentido común” lo que esconde una profunda carga ideológica. (Otro sería el de que “el dinero donde mejor está es en el bolsillo del ciudadano”) 

No. El empleo no lo crean las empresas. Se crea EN las empresas. Que puede parecer lo mismo, pero no es igual. De hecho es radicalmente distinto. 

Piensa en la mejor empresa que conozcas. Con la actividad, la plantilla y los resultados que quieras. Ahora trasládala mentalmente al desierto del Gobi. Dejará de crear empleo. Desaparecerá. 

En una empresa se crea empleo si hay una demanda solvente que propicie la venta del bien o servicio que produce la empresa. Es decir, si hay personas u otras empresas con capacidad de consumo. Por tanto si hay mecanismos de redistribución de renta o no, determina de forma decisiva la capacidad de que en las empresa se genere actividad, empleo, beneficio o inversión. 

No. El empleo no lo crean las empresas. Se crea EN las empresas. Que puede parecer lo mismo, pero no es igual. De hecho es radicalmente distinto. 

En una empresa se crea empleo si hay población cualificada para realizar el trabajo que la empresa demanda. Y esto dependerá en gran parte de si se han desarrollado o no sistemas de formación universales que permitan a las empresas contar con plantillas adecuadas sin tener que internalizar el coste formativo. 

En una empresa se crea empleo si se desarrollan infraestructuras físicas, de comunicación, digitales etc. que habilitan un entorno propicio para la actividad económica. Infraestructuras que se impulsan -o no- de forma decisiva desde el poder y los recursos públicos, porque si las empresas tuvieran que asumir esos costes serían inviables. 

El desarrollo social, la acción pública, los cauces de distribución de renta y riqueza, son condiciones de necesidad para cualquier actividad económica. La responsabilidad de la empresa no es, no puede ser, solo ganar dinero, retribuir accionistas, obtener beneficios. 

Por eso, decir que “Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”, no es un preámbulo de un manifiesto neomarxista, sino el artículo 128.1 de la Constitución Española.

Una respuesta

Secciones