Tag: situación política

http://unaisordo.com/wp-content/uploads/2018/05/1-de-mayo2-960x640_c.jpg

La nueva situación política: entre lo urgente y lo necesario


“El Gobierno y su partido, y de forma indirecta el conjunto de fuerzas progresistas, necesitan perfilar el tipo de país que quieren en el medio-largo plazo, tomando medidas en el medio-corto plazo que den fiabilidad al proyecto estratégico¨… “En este momento creo que no hay mayor elemento de potencial aglutinante de mayorías sociales que la lucha contra la desigualdad.”

 

La moción de censura que sustituía a Rajoy por Pedro Sánchez en la Presidencia del Gobierno, ha abierto un escenario de esperanza, ha inducido un cambio en el estado de ánimo en una parte importante de la sociedad española. Esta especie de catarsis de optimismo, sin embargo, concilia mal con las dificultades objetivas a las que se enfrenta el nuevo ejecutivo.

http://unaisordo.com/wp-content/uploads/revslider/proba/Gernika-044-1-960x412_c.jpg

La responsabilidad de las instituciones en el tipo de acción sociopolítica de los sindicatos vascos


El debate no es si el sindicalismo tiene que jugar un papel sociopolítico o no. Faltaría más a estas alturas tener que discutir lo que ganamos hace 40 años. La cuestión en Euskadi es que el rol de los sindicatos en la relación con las instituciones y con las patronales no está normalizada, ni renovada a las nuevas necesidades del contexto socioeconómico. Y en eso el Gobierno Vasco tiene buena parte de responsabilidad; y eso es algo que fomenta que algunas organizaciones jueguen a ejercer papeles en la arena política.

 

Lleva un tiempo instalada una polémica bastante artificial en Euskadi. Sobre qué papel debe jugar un sindicato a la hora de verter críticas, meterse en “arenas políticas”, o la utilización de su representatividad y legitimidad para “inmiscuirse” en disputas partidarias. Digo que es artificial porque se plantea desde contradicciones irreales y que no debieran estar en disputa.

En primer lugar, es absurdo plantear que una organización sindical no pueda (incluso deba) tener una posición definida, activa y explícita sobre cuestiones que van más allá del estricto perímetro de la relación laboral. Un ejemplo socorrido es la fiscalidad. Alguna vez he escuchado a responsables políticos decir poco menos eso de que “se presenten a las elecciones”, cuando las críticas por la política fiscal de las diputaciones es afilada.

Secciones